SONIA E IVAN, UN PASEO POR EL PARQUE

Sonia e Ivan, no querían algo estándar, solo deseaban pasar su día en familia y realizar un pequeño reportaje para inmortalizar sus recuerdos. No lo encontraban, allí donde buscaron, solo obtenían respuestas clásicas, pero focalfija les ofreció una sesión, sin álbum físico, no lo llamemos reportaje completo, sino una sesión, con vuestros vestidos de novios, el mismo día, y nos lo pasamos genial. Y conseguiremos tener un maravilloso recuerdo de un gran momento tal y como esperan.


Sesión en el parque Polvoranca

Nos levantamos tempranito, ya que hemos quedado en el parque Polvoranca de Leganes, antes de que tenga lugar la ceremonia en el Ayuntamiento a mediodía. Tenemos la ventaja de que la semana anterior, en la sesión de pre-boda, hemos buscado y encontrado ciertos lugares especiales, donde realizaremos hoy las fotografías para la sesión, a parte de las que vayan surgiendo por el camino, pero la desventaja de que la novia al ir ya con su vestido maravilloso, por el parque, y con las lluvias de los días anteriores, hace que debamos “andar” con cuidado.

P: ¿Qué fotos no os gustarían que faltasen?

R: Por supuesto con los padres y hermanos y tampoco puede faltar alguna de Odu.

“El más fiel recuerdo del momento lo vamos a tener con las fotografías” .– Sonia

Los novios se han hecho acompañar por Odu, uno de sus mejores amigos y testigo de la Boda, un hermano, vamos, que en todo momento brinda su ayuda no solo a los novios sino también a nosotros. Hoy, no han venido los niños, solo ellos dos, y nos dirijimos, “raudo y veloces” al primer enclave, el puentecito anterior al lago. Ahí aprovechamos la hora temprana y que los patos se hayan reunido a picar un poco, para sacar algun foto bonita, y continuamos hacia el gran lago, donde junto a diferentes bancos, puentes, angulos y agua, conseguimos despertar más de una sonrisa, e iluminando esta vez con el reflector, hacemos aparecer esa luz que le falta al filtro que nos hacen las nubes. El momento gracisos del día aparece, cuando la novia saca sus “katiuskas” y nos pide que la saquemos con ellas, que siemrpe ha querido tener un recuerdo así. ¡Dicho y hecho!

Continuamos paseando y retratandolos por el parque, y encontramos nuevos lugares, que el nublado día nos da juego a emprender, pero, atención, el timepo nos abraza y debemos ir pensando en volver a los coches, ya que la ceremonía comenzará en breve en el ayuntamiento. Una vez allí, la familia al completo nos espera, y empezamos tirando fotos a todo el mundo en espera a que el Ayuntamiento nos de paso, eso sí, a parte de posar, buscamos esos momentos en los que, sin darse cuenta, ¡PLAS! aparece el fotografo.

Una vez dentro, el concejal, en su afan por agradar, realiza una ceremonia llena de textos añadidos al específico que marca el protocolo. Haciendo gala de su profesión de profesor, nos deleita con diferentes citas y anecdotas que amenizan la ceremonia, y una vez termina, los novios se besan apasionadamente, mientras los niños asistentes esbozan pícaras sonrisas.

Y salen, y se abrazan, y se besa, y la familia es feliz, y los niños juegan y ellos son felices…y comieron perdices, u otra cosa, ya que en ese momento, se marchan a celebrarlo, a comer todos juntos, y donde ya no asistiremos, aquí acaba nuestra sesión de boda, y aunque los novios, muy amablemente nos invitan a acompañarles al banquete, y no en calidad de fotógrafos, muy agradecidos, debemos declinar la oferta, pues ahora nos toca a nosotros revisar todo el trabajo, y realizarles el mejor DVD que hayan podido recibir hasta el momento. ¡Enhorabuena Sonia e Ivan!

Sonia e Ivan – Pásate por la galería de fotos de la Boda de Sonia e Ivan

0 73